EN MISIÓN DE AYUDA, por Kwan Yin

Resultado de imagen de kwan YinCuando el ser humano nos pide ayuda nos reunimos formando un haz de luz y pensamiento para enviar esa energía de sabiduría y conocimiento a esa pequeña alma. Nosotros, en misión de ayuda activa siempre, le permitimos al hombre recibir nuestro consejo dejándole la libertad para tomarlo o no.

Si miras en tu corazón siempre sabrás sin lugar a duda cuál es el comportamiento más limpio y puro y cuál es el camino correcto. La sabiduría ya está dentro de ti pero cuando piensas o te dejas arrastras por voces ajenas interesadas en obtener algo de ti te alejas de tu conocimiento innato y te equivocas.


Olvida por este día todo lo que sabes y lo que piensas. Elimina no que crees, sea cierto o no, lo que conoces, y ve hacia el fondo de tu propio corazón. Ahí nuestra presencia conjunta, equilibrada por todos nuestros aspectos, que solo son variables de la misma luz, te indicarán el camino hacia tu plenitud como ser humano y como alma. Por error puedes creer que ambos caminos son contrarios, pero nada más cierto que su unión. No serás feliz como humano si no lo eres como alma, y no avanzará tu alma en luz sino eres feliz y honesto como ser humano.


La verdad desnuda es el indicador para tus pasos pero la libertad es el agua donde te mueves. Nada hay de crecimiento sino tienes libertad, pues si estuvieras predeterminado a todo lo que pueda sucederte, ¿cómo aprenderías lo que aún no sabes? ¿Cómo tomarías el camino idóneo si estuvieras ya obligado a tomar una u otra dirección?


Hay muchos pesos y lastres en tu pasado o en tu futuro que limitan tu caminar en el presente paro ninguno de ellos es tan  fuerte como para anclarte al fracaso y evitar tu éxito como alma en esta vida. Déjate guiar por la mano de luz que te ofrecemos todos juntos, nosotros, los maestros, los profesores y ayudantes del Creador, que siempre estamos listos para susurrarte la dirección correcta de tus pasos.


Libérate de los errores de tiempos pretéritos y confía en que tu corazón es una brújula para llegar al más alto nivel espiritual dentro de la forma humana que elegiste, en la familia humana que escogiste antes de nacer. Sé libre para tomar o no mis palabras, y para asir o no la mano luminosa que este conjunto de guías te ofrece. Sigue tu senda libremente pues eres quien conduce tu vida, el único responsable de lo que haces con lo que tienes.


Puede que tengas muchas herramientas pero puede también que tengas muy pocas, y sin embargo, con muy poco puedes hacer mucho si te atreves a utilizarlo. Fíjate que solo con harina, agua, levadura y sal se hace el pan.
Quedamos a tu disposición, siempre abiertos a tus necesidades y peticiones para reunir nuestros dones y darte lo mejor de nosotros, pues lo que tenemos Nosotros también lo tienes tú, solo que en una porción algo más pequeña pero igual de magnificente, como es la levadura al pan.

Te amamos, todos Nosotros, juntos en misión para la humanidad.

Maestra ascendida Kwan Yin.

¿POR QUÉ NO CANALIZO?

Resultado de imagen de seres de luz

Canalizar es un proceso natural que el ser humano ha podido lograr casi desde el principio de los tiempos. Seres incorpóreos (si cuerpo) de otras galaxias o frecuencias, incluso los que ya han fallecido, han podido comunicarse con el hombre desde y darle sus mensajes. ¿Cuál es la diferencia fundamental entre un médium o un canalizador y cualquier otra persona.


La diferencia fundamental es la consciencia de que hay una comunicación con algo o alguien que no vemos  y que no tiene cuerpo ni ocupa un espacio físico (tangible, medible). La segunda diferencia es la fe o la confianza en que este proceso es real y que efectivamente hay una interacción entre este tipo de energías o entidades y el ser humano.

Pero, si todo el mundo puede comunicarse con el campo de lo invisible, ¿por qué para unas personas es tan sencillo y para otros es casi imposible?
No soy una experta, pero sí puedo preguntar a los Maestros de Luz con lo que trabajo normalmente (y a otros) y compartir lo que recibo. Me gusta aclarar que todos los canales podemos equivocarnos, que por supuesto que podemos estar inventándonos lo que canalizamos y que no hay pruebas concluyentes de que este proceso sea real, pero tampoco se puede probar que uno no percibe sus mensajes y los traduce correctamente, ¿verdad? Tú puedes creer lo que más te guste.

Vamos al asunto. Compartiré nuestra conversación tal y como fue. Donde pone una A es que hablo yo y si pone una M es la respuesta de los Maestros.

Amada- Maestros, buenos días.
Maestros- Buenos días, hija. ¿Qué tal va la vida? (se ríen)

A- Ya lo sabéis, jajaja.
M- Sí, es verdad, jajaja. ¿Qué deseas?

A- Me gustaría saber porqué algunas personas no canalizan. Incluso alumnos que se forman en diez escuelas distintas pero que no pillan (no reciben) vuestra información.
M- El primer motivo de su limitación es que en sus entrañas les parece increíble que esta comunicación sea factible , que sea real, y por supuesto, les parece sospechoso que sea tan fácil.

Queremos decir que el ser humano duda de que haya otras realidades, y cuando ya cree que hay otras realidades a veces no se siente merecedor de que compartamos nuestra sabiduría y nuestras capacidades. La mayoría de los seres humanos tienen problemas con el merecimiento. No nos cansamos de decir que todos los seres humanos merecen lo mejor solo por haber sido diseñados por el arquitecto universal (el Creador), pero el hombre tiene a sus espaldas siglos de sacrificios y le cuesta acceder a la sencillez de nuestra comunicación.

A- Bien, pero la gente sí desea hablar con vosotros y poder escucharos, o veros, o sentiros… o lo que sea. ¡Están deseando!
M- A veces es verdad que están deseándolo, pero llenos de miedos. Temen el encuentro. Se asustan a la más mínima señal de comunicación y cierran inconscientemente el canal de comunicación. Otras veces no se trata del miedo, sino de la duda. Nos ven o nos escuchan pero no acaban de creerlo. Nos tienen delante, en su corazón saben que esa respuesta, esa intuición o esa palabra fue inspirada por nosotros pero se dicen a sí mismos: Oh, no será eso… me lo habré inventado.
Todos nos tenéis delante de vosotros o a vuestro lado, pero no todos lo creen , lo admiten o lo permiten.

Por otra parte, los que finalmente presienten que estamos con ellos y que estamos deseando darles nuestro amor y nuestro conocimiento (¡qué fácil os sería la vida si escucharais más! Jajaja), esperan que el contacto sea de otro modo. Muchos no admiten que cada persona nos recibe y nos siente de un modo particular y único, y esperan que se produzca como lo han visto en otras personas, en sus sueños e incluso en el cine. Sin quererlo no nos ven porque esperan vernos de otro modo y no como les ha tocado.

A- Entiendo. ¿Hay más razones, Maestros?
M- Estas son las principales. Luego hay muchos más matices, pero estas son las bases de la dificultad de canalizar.
A- Ya.

Me quedé pensativa revisando si habría sido totalmente fiel a lo que Ellos querían decirnos y sentí un . Eso es una respuesta canalizada -pensé- y en ese instante recibí otro mensaje de Ellos:

M- ¿Lo ves? Tú no lo dudas pero la mayoría de la gente sí. Claro que es prudente asegurarse del origen de vuestras intuiciones y de vuestras voces interiores, pero solo creyendo y practicando se puede verificar el origen. Cuando creéis el flujo de información canalizada aumenta y eso erradica las dudas y aumenta la fe.

A- ¿Cómo saber si sois vosotros o los otros (energías de baja frecuencia vibratoria)?
Imagen relacionadaM- ¿Cómo se siente uno al recibir los mensajes? Ahí está la respuesta. Nuestros mensajes aportan alegría, confianza, seguridad, alegría, aceptación, fuerza… y alegría otras vez. Los mensajes de otras fuerzas son interesados, tienen un objetivo privado y egoísta, no les importa hacer daño a otros ni tampoco la salud o el estado del canal humano. Hay más señales pero estas son las principales.¿Cómo te sientes? ¿Son mensajes egoístas o solidarios? ¿El objetivo es tu propio bien (fama, dinero, amor) o el bien de todos? Con el tiempo las diferencias son tan claras que ya no hay nunca lugar para la duda.

A- Por último, ¿qué podéis decirle a alguien que desea canalizar más información o mejor?
M- En primer lugar, que deje de dudar que el derecho a la comunicación con el Padre o con nosotros es exclusivo de algunas almas pues todos los hijos pueden hablar con Papá (Dios). Esta es la principal premisa: merecéis recibir personalmente los consejos y el amor de vuestro Padre eterno y el apoyo incondicional de vuestros guías, consejeros, asistentes e incluso, vuestros seres queridos que ya han partido.

En segundo lugar, aparte de practicar y de estar atentos a las posibles respuestas que se reciben durante el día (y son decenas), puede ayudar bastante visualizar cómo vuestros chakras principales se abren  y se llena de luz pura, iridiscente y cálida. Esa simple visualización os hace conscientes de que todas las partes de vuestro cuerpo (y de vuestros cuerpos) están unidas en luz, no desmembradas y separadas. La luz une todos vuestros órganos, vuestras emociones e ideas, y por lo tanto, también os une a los guías, a los maestros, a los fallecidos (solo han viajado, no han muerto) y a Dios.

En tercer lugar se requiere confianza absoluta en que ciertas percepciones extrasensoriales lo son realmente. No le quitéis fuerza: si sientes algo, sientes algo. Es así. Si no lo sientes, no lo sientes, no te lo inventes. Es así. Cuanta más verdad en tu corazón más capacidad de canalizar desde las altas esferas.
Y basta ya de cháchara (plática). A vivir. Es en la vida donde estamos, no en el miedo, en la exigencia o en el sacrificio: sino en la casa, en el parque, en la calle, en el trabajo…
Ahí nos encontraréis.
Os amamos.

A- ¿Eso es todo?
M- Sí.

A- Ok, muchas gracias.
M- No hay de qué. Es nuestro trabajo (y me guiñaron un ojo).

Espero que os sirva,
Con amor,
Amada Selina.

ESCRIBIR SOBRE ESPIRITUALIDAD

ESCRIBIR, UN PLACER DIFÍCIL

La tarea vocacional de crear algo se expone a varias dificultades. La primera, como en cualquier trabajo creativo, la triste realidad de que las musas estén de vacaciones. Suponiendo que reunamos la suficiente paciencia para verlas llegar por lontananza, oliendo ya su perfume de clavo y rosas de Alejandría, deberá la inspiración encontrarnos sobrios, despejados y sentados al ordenador como el más aburrido oficinista gris. 
Superado este obstáculo, aparece la siguiente valla: que lo que escribimos tenga sentido y sea, al mismo tiempo, hermoso, inteligible (es decir, que se entienda) y cautivador. Cuando uno es un inconsciente este paso puede saltarse, pero si dejamos que la auto exigencia y el deseo (humano) de no defraudar a los lectores nos abruma, la tensión dificulta el acto creativo de llenar la famosa página en blanco.
Yo ya he llegado a la tercera fase: rezar a los hados para que este segundo libro, aún gestándose en mí, tenga la mayor utilidad de todas. Quiero aportar conciencia a todo aquel que desee ampliar su visión del mundo. Llegados a este punto, me pregunto, como cualquier autor…

Lo que digo, ¿le servirá a la gente?
Lo que escribo, ¿logrará aumentar el bien en este planeta?
¿Sabré hacerlo sin ego?
¿Practicaré todo lo que recibo que ha de ser publicado en este nuevo libro?
¿Compararé a mis dos «hijos» cuando esté aquí?
Y la más difícil, lo que publicaré pronto, ¿corresponde al encargo que la Luz me hace?

Soy una canalizadora espiritual y escribo para mostrar la Luz que todos somos. El segundo libro no es la continuación del primero, es totalmente diferente, pues está siendo canalizado para la ocasión.

ELEGIR EL TEMA

Para mí no sería difícil escribir una novela mediocre, cientos de cuentos cortos e incluso algo de poesía. Traigo desde niña gran amor por la palabra y cierta capacidad de unirlas con sentido y belleza. Pero nunca quise publicar nada, hasta ahora. Siento que la información amorosa y sanadora que recibo diariamente de nuestros Profesores, Guías y Maestros Ascendidos, como cualquier otro canal. Lo que hago no es único. Sin embargo, sentí la necesidad de plasmar experiencias reales y mensajes de Amor para mejorar tres cosas. Primero, mejorarme a mí; segundo, mejorarte a ti y a todos los lectores que libremente acceden a mis publicaciones, y tercero, mejorar el planeta que habitamos, pues si hay más de lo bueno, hay menos de lo malo. Matemáticas aplicadas, y egoísmo puro. Si esto mejora, yo mejoro. Y viceversa, si yo mejoro, tú también… y Gaia (la Tierra) también.

De modo que, entre todo lo que se puede escribir sobre la espiritualidad, son temas recurrentes:
quiénes somos, qué somos, hacia dónde vamos, por qué nos pasan las cosas que nos pasan y por qué morimos, entre otros. No soy una erudita de estos campos, pero percibo claramente explicaciones y respuestas a estas y otras preguntas que ayudarme y ayudar a otros. Así que, al igual que en la mayoría de las canalizaciones públicas que hago desde hace unos años, el tema lo escogen Ellos, no yo.

Es más sencillo escribir y vender una novela mala que publicar y tener éxito con un texto espiritual. La razón es que levanta ampollas, crea dudas, genera malestar, y lucha contra el ego que tiene el ser humano. La estructura atacada se vuelve como una víbora con tal de no perder su falsa seguridad. Entonces, hablar de Dios o como tú prefieras llamarlo, hace que muchos huyan de la remota posibilidad de tener que aceptar algún cambio en su rudimentaria forma de pensar. En realidad, si tu fe fuera fuerte nada la quebrantaría. Así que no temas: lee todo lo que quieras, permítete pensar que hay otras formas posibles de espiritualidad y fe, como de religiones y filosofías. ¡Crece! No te asustes. Yo lo escribo, esa es mi tarea, pero no temas, nada puede desmontar tus creencias si estas son firmes o si están basadas en tu propia experiencia, como es mi caso.

Por último, ¿y si fuera mentira que canalizamos? Y si, ¿los Seres de Luz son falsos y nos engañan? Francamente, me la trae al pairo esta opción, que no te discuto que sea razonable. Si los mensajes que recibo, publico e intento practicar no son de Amor, llevadme a la hoguera, como hace un tiempo no tan lejano. Si lo que lees no intenta que seas mejor persona, me retiro. Si quien lee mis canalizaciones no sale con más ganas de amar y respetar (base común a todas las religiones, no entraré en matices), lo dejo ahora mismo. Y si alguien inventara una religión de Amor puro y la cumpliera, tendría en mí su más fiel seguidora.
No temas, si lo que ves resuena en tu corazón y levanta tu amor por los demás, sigue esa senda. Si te genera miedo, venganza, ira o dolor, no sigas por ahí, ya que eso es lo que encontrarás al final de ese camino. Así que, una vez más, mis guías y maestros, igual que los tuyos, desean que todos recordemos que somos Energía experimentando el Amor infinito de Dios (o la Fuente, o lo que sea) y eliminando todos los obstáculos que le hemos puesto a través de la mente, la cultura y los traumas de la vida.

Ahora vuelvo a la tarea del escritor espiritual. A eliminar las prisas y la exigencia, a relajarme y sentir el Amor de los guías que acompañan mi tarea y vocación. Os dejo, y regreso al trabajo diario, duro y hermoso de esperar sentada a las musas del lenguaje de la mano de los mensajeros sagrados, para que ambos terminen de redondear mi segundo libro, mi niño, mi sorpresa.

Deseando presentarlo al mundo, os deseo una vida alegre, coherente, consciente… feliz. Pues vivimos a amar y llevar con cierta elegancia la vida cuando no somos amados.

Y para todos los que se preguntan:
– ¿Cuando estará?
Os respondo con realismo:
– Cuando esté.

Te veo pronto, en el Amor.